Sueño

Sueño de Haruki Murakami

¿Cómo llegué a este libro? Por casualidad. Estaba colocando algo de Murakami en la estantería de la biblioteca y me topé con él.

Me llamó la atención su color, la tapa dura, el tipo de papel, es una edición preciosa, todo en azul…

Portada de Sueño

Las ilustraciones son de Kat Menschik, impresionantes.

Es un relato breve de Murakami, que pertenece a una colección de relatos que se publicó con el título de The Elephant Vanishes y, hasta esta edición, inédito en España.

Es inquietante.

¿Podríamos vivir sin dormir?

La protagonista, de la que desconocemos incluso su nombre, como en otros relatos breves de Murakami, aprovecha el tiempo “regalado” en disfrutar releyendo varias veces Ana Karenina, el clásico de Tolstói. Esto la permite descubrir cosas que con una simple lectura la pasaron desapercibidas.

En cuanto a las ilustraciones, Murakami ha dicho de Kat: “Sus imágenes son de verdad diferentes y únicas. Es precisamente ese sentido de otredad el que como autor quiero evocar en mis lectores”

Ilustración de Kat Menschik, en Sueño.

Pero ¿Qué es otredad?

La otredad es la capacidad de tomar consciencia de la individualidad de uno mismo. Es la capacidad de respetar, reconocer y poder vivir armoniosamente con esta diversidad. Es el poder coexistir entre todos y fomentar el crecimiento de cada individuo

Leído en Concepto
  • Editorial: Libros del Zorro Rojo
  • N.º de páginas: 96
  • ISBN: 9788494161940
  • Ano de publicación 1990, ilustraciones 2009 y edición en España 2013.
  • Traductora: Lourdes Porta

¿Dónde encontrarlo? Disponible en las Bibliotecas públicas de la Comunidad de Madrid.

Opinión personal: Es de esas lecturas que te invitan a cuestionarte tu vida.

Si te gusta Murakami, no la dejes pasar.

Si no conoces al autor, puede ser un buen comienzo.

He disfrutado tanto el texto como las ilustraciones, son preciosas.

Voy a buscar otro de los relatos de Haruki que ha ilustrado Kat, “La biblioteca secreta”, tengo curiosidad.

Ya os contaré.

Encontrado y leído, reseña aquí

.

.

Deja un comentario