Las lealtades

Las lealtades de Delphine de Vigan

¿Cómo llegué a este libro? Tanto este como Las gratitudes, fueron recomendaciones de Isabel.

Pero, ¿Qué son las lealtades? Delpine comienza así:

Son lazos invisibles que nos vinculan a los demás –lo mismo a los muertos que a los vivos-, son promesas que hemos murmurado y cuya repercusión ignoramos, fidelidades silenciosas, son contratos pactados las más de las veces con nosotros mismos, consignas aceptadas sin haberlas oído, deudas que albergamos en los entresijos de nuestras memorias…

Página 1 de Las Lealtades de Delphine de Vigan

Después de leer esta primera página me fui al diccionario a buscar varias definiciones:

-Lealtad: Cualidad de leal.

-Leal: Que guarda a alguien o a algo la debida fidelidad.

-Fidelidad: Lealtad, observancia de la fe que alguien debe a otra persona.

Y descubro lo increíblemente bien que nos lo ha contado Delphine en la primera página de la novela.

Portada de Las lealtades

Mientras que Las gratitudes me resultó una lectura agradable, aunque triste, tenía sus toques de humor. Este me ha dejado un poco tocada. El protagonista es Théo, un niño de 13 años que se evade bebiendo alcohol.

El resto de personajes que rodean la vida del niño están pasando por un momento difícil, relaciones humanas complicadas unidas por los “lazos invisibles de la lealtad”.

La organización de los capítulos es similar en ambas novelas, cada uno comienza con el nombre del personaje del que trata.

Es muy sencillo seguir la trama y de fácil lectura pero, desgarradora.

Me gusta que la autora nos cuenta la historia de cada uno de ellos pero, no se posiciona ni juzga.

  • Editorial Anagrama
  • Nº de páginas: 200
  • ISBN  978-84-339-8049-6
  • Traducción: Javier Albiñana Serraín

¿Dónde encontrarlo? Disponible en las Bibliotecas públicas de la Comunidad de Madrid.

Opinión personal: Es de esos libros que te gustan y dejan huella.

Me gusta como escribe Delphine con palabras sencillas, sin giros extraños y, directa al corazón.

No recomendable si estás pasando un mal momento en tus relaciones personales.

El final abierto, para mí ha sido duro.

Deja un comentario