Por si las voces vuelven

Por si las voces vuelven de Ángel Martín

¿Cómo llegué a este libro? Era una de las novedades esperadas. Conocía a Ángel de su faceta de actor, presentador, guionista…

Me ha pasado algo extraño con este libro. Lo empecé a leer pensando que Ángel había escrito la novela para ayudar a personas que se encontraran en su situación, e intentar que consideremos las enfermedades mentales como otra enfermedad más, sin perjuicios.

Una vez leído. No sé qué deciros.

Es un relato personal, cargado de humor (estilo Ángel), de agradecimiento a todos los que le ayudaron. Y es también un tirón de orejas a todos aquellos que entienden los problemas de salud mental como algo vergonzoso.

No me ha gustado enterarme en la página 96 la causa por la que Ángel tubo su brote psicótico.

Portada de Por si las voces vuelven

Pensaba que Ángel había llegado a su enfermedad mental por stress, ansiedad, inseguridad, depresión…

Creo que, si se supiera desde el principio, el libro tendría doble valor, por saber que el consumo de diferentes sustancias te puede llevar a esa situación y por compartir las pautas que a él le han ayudado a superarlo.

Dividida en capítulos cortos en los que avanza o retrocede en el tiempo. De fácil lectura.

  • Editorial: PLANETA
  • N.º de páginas: 256
  • ISBN: 9788408249214

¿Dónde encontrarlo? Disponible en las Bibliotecas públicas de la Comunidad de Madrid.

Opinión personal: no lo recomendaría como lectura. Sólo si un familiar tuyo se encuentra en esa situación, puede que te ayude a entender alguno de sus comportamientos.

Ángel, reconoce que se le fue de las manos el consumo de cannabis y éxtasis, y que probablemente ese fuera el motivo de su locura. Y aun así, dice varias veces que “volverse loco” es lo que mejor le ha pasado en su vida. No llego a entender este punto.

La frase que están utilizando para la venta del libro es “No necesitas llegar a tocar fondo para reconstruirte desde cero” y no entiendo la relación que esta tiene con las enfermedades mentales.

A pesar de que agradezco que alguien que ha pasado por un psiquiátrico lo cuente en primera persona, no entiendo que en ningún momento se arrepienta de su consumo y las consecuencias que le trajeron. Muy al contrario, la sensación que me ha dejado es que estaba encantado con las experiencias vividas en su locura.

Estoy impresionada de saber que en el momento de publicar esto ya van por la 10 edición.

.

Deja un comentario